#CómoSalimosDeEsta

las víctimas son civiles, la cúpula de hamas está en los túneles bajo tierra de gaza

Israel en su peor momento ante la opinión pública mundial

De Hamas se sabe cómo piensan y actúan. ¿Por qué la inteligencia israelí no detectó o no se hizo lo suficiente para denunciar las construcciones de los túneles que hoy buscan destruir a costa de muerte de civiles?

Publicado: 2014-08-02

No es la primera vez que la imagen internacional de Israel se encuentra en un momento negativo fuera de sus fronteras, pues no existe manera de justificar la muerte de más de 1200 civiles. 

Las imágenes de civiles corriendo a buscar un refugio y moviéndose entre los escombros de la azotada Franja de Gaza conmueven a la audiencia mundial a tres semanas de iniciado el conflicto.

Israel justifica su accionar militar argumentando que actúa en defensa propia ante la amenaza de los islamistas de Hamas. El 90% de la población apoya al gobierno de Benjamin Netanyahu porque existe un temor de ser atacados por los integristas.

A diferencia del conflicto del 2009, en el que la ofensiva sobre Gaza dejó 1500 muertos palestinos y una docena de israelíes, esta vez se ha mostrado que Hamas ha construido una infraestructura subterránea de túneles que van desde Gaza hasta territorio israelí, con el fin de secuestrar o matar civiles, entonces el objetivo inmediato del gobierno de Netanyahu es destruir esos túneles.

El primer problema es que las operaciones militares por aire y tierra que buscan acabar con los túneles deja muertes entre los civiles palestinos, pero no le hace mayor daño a los miembros de Hamas, quienes están escondido bajo el suelo de Gaza.

El segundo problema plantea una interrogante: Si se habla de toda una infraestructura de túneles secretos en la Franja de Gaza, ¿cómo es posible que las agencias de inteligencia israelíes no detectaran estas construcciones a tiempo? En Israel se preguntan si lo sabían o no. Y si es que lo sabían, ¿por qué no se denunciaron los hechos en el momento preciso y se esperó llegar a esta situación de guerra?

Seguramente alguna comisión investigadora israelí trabajará este tema después que pase toda esta nube de guerra, pero si se comprueba que se sabía de los túneles y no se hizo nada para detenerlos, entonces esta eventual situación podría hasta ocasionar la caída del gobierno de Netanyahu.

Las respuestas políticas al conflicto en el Medio Oriente se encuentran más en terreno israelí que el palestino. De Hamas se sabe todo. Combatirlo militarmente es atizar el fuego de forma perenne. Hamas plantea la destrucción de Israel, la formación de un Estado panislámico en todo el Medio Oriente.

Hamas hoy actúa de manera militar, pero basado en un sustento político. En el 2006 ganó las elecciones porque aprovecharon una coyuntura creada por el descuido del gobierno de la Autoridad Palestina presidida por Yasser Arafat que tenía abandonados y hambrientos a los habitantes de Gaza y Cisjordania. Hamas está ganando esta guerra porque si hay muertos israelíes es un triunfo militar, si hay muertos palestinos crece la condena mundial contra Israel.

Hablar de soluciones políticas en este momento es prematuro por las heridas abiertas que deja el conflicto. Pero el Gobierno Israelí debe buscar una solución política al asunto de Hamas y para eso debe hacer concesiones que ni la administración de Netanyahu ni las anteriores han estado dispuestas a ceder.

netanyahu debe apoyar a abbas para luchar políticamente contra hamas

Y es que la razón central de este conflicto israelí-palestino es la ocupación de los territorios conquistados en la Guerra de los Seis Días en 1967.

El Gobierno de Israel debe ayudar y no debilitar al régimen palestino de Mahmud Abbas, el interlocutor válido de los palestinos que tiene mando en Cisjordania, pero no en Gaza. Igualmente, la política de expansión a través de las construcciones de asentamientos en sectores palestinos o en la parte árabe de Jerusalén no ayudan en nada al gobierno de Abbas y, por el contrario, crea más resentimiento entre la población palestina.


Escrito por

Carlos Novoa

Periodista viajero e internacional. Profesor universitario. Estudiante de la Maestría de Ciencias Políticas en la PUCP.


Publicado en